Arrancó una temporada ilusionante para la cantera algecirista

La Menacha fue en la mañana del domingo el escenario para la puesta de largo de la base del Algeciras CF. Una cosa quedó clara desde el principio: nada va a ser fácil. Tras la exitosa campaña anterior, con cuatro ascensos, nuestros equipos están en categorías muy complicadas, donde cualquier enemigo te pone las cosas difíciles.

Lo comprobó el filial senior, que se encontró enfrente a un Chiclana aspirante a todo, y lo comprobaron también el Juvenil A y el Cadete A.

El Juvenil A de Fernando Gallego se enfrentó a un Nervión que viene de División de Honor y que lo demostró en una primera parte en la que se adelantó con dos goles. Al descanso el 0-2 ponía las cosas muy complicadas para el Algeciras, que sin embargo logró reponerse. Los de Gallego no se dieron por vencidos y nada más volver de vestuarios se metieron en el partido con un tanto de José Carlos. La insistencia local dio fruto en el 61’, cuando Sergio González restablecía las tablas en el marcador. Hubo ocasiones para culminar la remontada, pero finalmente el Juvenil A rescató un punto que debe ser valorado como merece, ante un rival que peleará en la zona alta y en un choque que se había puesto desde el inicio muy cuesta arriba.

Peor suerte corrió el Cadete A, que debutó en Primera Andaluza con una derrota ante el Recreativo de Huelva. Los de Jose Mateo lo tuvieron muy difícil ante un gran equipo. La primera parte estuvo más igualada. El Algeciras aguantó bien al Decano y se marchó al descanso en desventaja, pero con opciones para la reanudación. Sin embargo, los onubenses encontraron en el segundo tiempo el camino para poner tierra de por medio hasta el 1-5 final. Toca levantarse, conscientes de que la categoría es muy complicada y de que habrá que dar siempre el cien por cien ante rivales de mucha altura. Esto no ha hecho más que empezar.