La cantera vuelve casi en pleno a la competición

El Algeciras B recibe la Guadiaro (domingo, 10:00). Derbi comarcal interesante entre dos equipos que han tenido trayectorias diferentes. Mientras el filial ha ido a más y se ha alejado del descenso, el Guadiaro continúa en la pelea por la salvación. Tras su victoria frente al Tarifa, los sanroqueños has cedido la plaza fatídica al Tesorillo. Ha sido el primer triunfo desde inicios de diciembre. El filial tendrá que evitar las confianzas en casa, donde el Tarifa ya le dio un serio aviso hace dos jornadas. Queda margen para mejorar la clasificación e intentar llegar al tramo definitivo con opciones de meterse arriba. Pero hay que dejarse la piel en cada partido.

El Juvenil A se desplaza a Coria (domingo, 12:00). Tras la decepción de los últimos encuentros, especialmente tras la derrota en casa, los de Fernando Gallego quieren recuperar su mejor versión y apurar sus opciones de luchar por el ascenso. El Coria ha mejorado su rendimiento en este último tramo liguero, a pesar de la última derrota en Ceuta. Sobre todo en casa, los ribereños se han hecho fuertes y se han colocado a solo dos puntos de los nuestros. Tres puntos importantes frente a un rival directo.

El Juvenil B recibe al Balón de Cádiz B (domingo, 12:00). Es el partido a priori más complicado que los de Pablo Sánchez pueden jugar, ya que los cadistas son líderes destacados y cuentan ya las jornadas para certificar un ascenso que todo el mundo da por seguro. Segundo contra primero, en un choque muy atractivo. Los rojiblancos tratarán de llevarse el gato al agua para mantener la segunda plaza y alcanzar la décima jornada sin perder. El orgullo albirrojo debe llevarlos a la victoria.

El Cadete B Juega en La Menacha frente al Taraguilla (sábado, 11:00). Partido de rivalidad por la cercanía de ambas entidades, que han mantenido en los últimos tiempos una sana competencia en las categorías inferiores. Los sanroqueños llegan al choque en penúltima posición, aunque acumulan tres jornadas sin perder. Fuera de casa solo han conseguido un empate. Las estadísticas juegan a favor del Algeciras, pero cada partido es un mundo y los puntos hay que ganarlos en el césped. Un triunfo supondría prácticamente la tranquilidad para los de Javi Gómez.