Nueva jornada para la base algecirista. El Juvenil B se juega el ascenso

Esta semana descansan los dos equipos Cadetes, por lo que solo tendremos tres encuentros en la base algecirista. Tanto el Sénior B como los dos Juveniles juegan fuera de casa y todos lo harán el domingo por la mañana. Termina la competición para el Juvenil B de Mariano Añino, que se juega el ascenso en la Estación de San Roque.

El Algeciras CF B se desplaza a tierras onubenses para enfrentarse a la Olímpica Valverdeña. Los de Juanjo no pudieron hacer nada ante el Rota, que se llevó un triunfo amplio de La Menacha. Toca ahora jugar contra otro equipo que busca el ascenso a División de Honor. La Olímpica perdió en Huelva contra el Recreativo B y sus opciones de meterse entre los siete primeros se han reducido considerablemente. A falta de tres partidos, su objetivo más realista es acabar octavo, por si esa plaza da también derecho al salto de categoría. Tampoco eso lo tienen fácil, ya que están cuatro puntos por debajo del Isla Cristina. En suma, la Olímpica necesita ganar a los nuestros para seguir creyendo. Claro que el filial se presentará en el Javier López dispuesto a dar la sorpresa y traerse algo para Algeciras, tal como hizo hace un par de semanas en El Puerto. Hay que seguir compitiendo y tratar de acabar la liga lo más arriba posible. Nobleza obliga.

El Juvenil A apura en Cádiz sus opciones de ascenso. Lo cierto es que tras el empate frente al Zabal las posibilidades son pocas. Pero mientras existan hay que seguir peleando. No hay más remedio que ganar los cuatro partidos que restan y esperar fallos de Xerez y Guadalcacín. En todo caso, tampoco estaría mal acabar segundos, un puesto extraordinario en una competición muy complicada. El rival es el Tiempo Libre, un equipo muy bien armado, que está realizando una buena campaña. De hecho, es cuarto, justo por detrás del Algeciras. No será fácil sorprenderlo en su campo, donde presenta buenos números. Ya en la primera vuelta demostró en La Menacha que es un hueso duro de roer, arrancando un empate. No vale más que el triunfo en el Manuel Irigoyen.

El Juvenil B se la juega en el Alberto Umbría frente al San Bernardo. Es todo o nada en esta última jornada. Los de Mariano Añino necesitan al menos empatar, ya que la derrota dejaría al Algeciras en tercera posición, fuera de toda opción de subir. Si el resultado es un empate, los nuestros se asegurarían la segunda posición, que es una vía alternativa de ascenso a través de una promoción frente a un segundo de otro grupo; y conseguirían el campeonato y el ascenso directo siempre que el líder, el Barbate, pierda en La Línea con la Peña Madridista. En caso de victoria en el Alberto Umbría, el Juvenil B sería campeón si el Barbate no gana. Esas son las cuentas, aunque lo que importa es que el equipo lo dé todo en el campo, despliegue el fútbol que sabe hacer y aproveche sus opciones. El San Bernardo, como es natural, no dará facilidades y buscará el ascenso ante su público y en su campo, donde solo ha dejado escapar un empate. No va más, la suerte está echada.